lunes, 9 de enero de 2017

TODO ESTO TE DARÉ (Dolores Redondo)


No hay mejor forma de empezar el año que con una novela que marcó el anterior. Dolores Redondo obtuvo el Premio Planeta de Novela 2016 con esta historia que, tras el rotundo y unánime triunfo de la autora con la Trilogía del Baztán, no pudimos dejar escapar. 

Cuando Manuel recibe la noticia de que su marido Álvaro ha fallecido en un accidente de tráfico, no puede asimilar la tragedia. Pero aún se hace más difícil para él entender las circunstancias cuando sabe que Álvaro no se encontraba donde dijo que estaría y cuando el accidente destapa toda una vida que su marido guardaba con sigilosa discreción y que mantenía al margen a Manuel.

Viajará al escenario del accidente, la Ribeira Sacra, para conocer a la familia de su marido, así como las circunstancias de su fallecimiento y será entonces cuando dé comienzo esta historia, con tintes de novela negra y en la que un misterio será sucedido por otro, encadenados hasta el final, cuando se desvelen todos los secretos

"La llamada a la puerta sonó autoritaria. Ocho golpes seguros, rápidos, de quien espera ser atendido con diligencia. El tipo de requerimiento que jamás podría confundirse con la llamada de un invitado, de un operario o de un repartidor. Más tarde, pensaría que al fin y al cabo es así como uno espera que llame la policía". 
Dolores Redondo, Todo esto te daré


La llegada de Manuel al pazo de As Grileiras tras la muerte de Álvaro y sus disposiciones finales, causarán un revuelo obvio pero inquietante y no se encontrará entre familiares compasivos con su situación ni con ningún tipo de ayuda por parte de la familia del fallecido. 

La aparición de Nogueira, un guardia civil retirado, que presenta unas sospechas cuanto menos inquietantes sobre la muerte de Álvaro y sobre los Muñiz de Dávila en general, sacarán a Manuel del letargo producido por la tragedia y lo impulsarán en la frenética búsqueda de la verdad, ante unas circunstancias que se vuelven más turbias a cada paso. Sus propias reticencias a la existencia de un factor externo y alejado del simple accidente en la muerte de su marido, se irán transformando en sospechas con cada nuevo golpe de información obtenida junto a Nogueira. 

"Pensó mucho, en Nogueira, en él mismo, en un dolor común a todos los hombres y en cuántas ocasiones aquel dragón contra el que luchamos duerme en el fondo de nuestro corazón, y la búsqueda de la justicia pretende una clase de reparación que es imposible de hallar, porque el monstruo vivirá eternamente en las pesadillas que arrastramos desde el pasado y sólo cesará con nuestra propia inmolación."
Dolores Redondo, Todo esto te daré

El tercer elemento que se unirá a esta búsqueda de la verdad es Lucas, un sacerdote amigo de la infancia de Álvaro y que conoce muy bien a la familia. Su conexión con ellos y con Álvaro, del que afirma conocer prácticamente todos sus secretos, se une a su presencia en los acontecimientos pasados más sospechosos. La figura del sacerdote es la del testigo omnisciente, que además no puede revelar mucha de la información de la que dispone, al habérsele revelado en secreto de confesión. 

Los tres irán adentrándose poco a poco en la oscura familia Muñiz de Dávila y en sus tramas más retorcidas para densentrañar el posible factor criminal en la muerte de Álvaro.


El misterio sostenido y alimentado a lo largo de la novela, es una de las claves del éxito de esta historia y muy probablemente le haya merecido el galardón el pasado año. Alimenta uno tras otro varios secretos para mantener al lector completamente atrapado entre las páginas. La vida oculta de Álvaro, su muerte, así como la propia familia de éste, se convierten en un puzzle que ir montando y desmontando hasta dar con la escena resultante

Los personajes, a pesar de pertenecer a los más conocidos arquetipos de la novela de misterio, resultan interesantes. El guardia civil retirado, del que no sabemos si le mueve simplemente el hecho de hacer justicia y descubrir una verdad oculta ante los ojos de todos, o si esconde un interés personal más profundo. El sacerdote que curiosamente presencia casi todos los acontecimientos sospechosos, pero que desconoce la naturaleza de los mismos... Incluso el propio Álvaro, que se acaba de convertir en un desconocido para su marido y que ya no puede dar respuesta a todas las preguntas que Manuel tendría para él. Por no hablar de la familia de Álvaro, escudada en el título nobiliario y las más antiguas tradiciones religiosas. Todo el reparto de esta novela está calculado al milímetro para que sospechemos de todos en algún momento. Todos parecen ocultar alguna cosa y todos nos parecerán culpables en más de una ocasión. 


Si algo hay que reprocharle a esta novela es su arranque. Es de justicia recordar que ya se mencionó en este blog que la aparición de un cadáver en un lugar donde su cónyuge no lo ubica, resulta cuanto menos familiar. No es nuevo y no es original. La isla de Alice, de Daniel Sánchez Arévalo, que ya resultó finalista en el mismo certamen que ha galardonado a esta, presenta el mismo punto de arranque. 

El desarrollo de la trama, así como la maestría con la que Dolores Redondo crea a sus personajes son un valor que añade interés y belleza a su novela, aunque no podamos olvidar ese punto de inicio al terminarla. 

Una novela que merece ser leída por cómo trata Dolores Redondo las emociones, desde la incredulidad ante una tragedia, pasando por la amarga dificultad de romperse cuando se necesita. Incluso el empujón que ofrece la esperanza de conocer la verdad y hacer justicia. 

"Deseaba llorar. Sabía que en algún lugar en su interior las compuertas que retenían el llanto estaban resquebrajadas, que en cualquier momento las sólidas paredes que contenían toda aquella angustia se desmoronarían. Pero no podía. Y eso le desesperaba, era como querer respirar sin pulmones bloqueando litros de oxígeno que no tiene a donde ir. Quería romperse, quería morir. Pero allí estaba, detenido como una estatua incapaz de encontrar en su interior la llave que abría la celda donde duerme el dolor."
Dolores Redondo, Todo esto te daré


Dolores Redondo Meira es una escritora nacida en San Sebastián que comenzó escribiendo relatos cortos y cuentos infantiles. Tras la publicación de El guardián invisible, la crítica se alzó nombrándola una de las escritoras más influyentes de nuestra lengua en el género negro. Legado en los huesos y Ofrenda a la Tormenta completan su Trilogía del Baztán, en el que la aparición del cadáver de una adolescente será el punto de partida para una historia en la que conviven el crimen más atroz y los seres legendarios de este evocador lugar. El productor Peter Nadermann, que abanderó la adaptación al cine de la saga Millennium, de Stieg Larsson, adquirió los derechos de la trilogía de Baztán desde el momento en que se publicó la primera entrega. 

Dolores Redondo presentó el manuscrito de Todo esto te daré bajo el pseudónimo de Jim Hawkins y con el título falso de Sol de Tebas.




lunes, 14 de noviembre de 2016

LOS HEREDEROS DE LA TIERRA (Ildefonso Falcones)


Han pasado diez años desde que Ildefonso Falcones irrumpiera con "La catedral del mar" de forma fulminante, consiguiendo que millones de lectores se sumergieran en la historia del bastaix Arnau Estanyol y participaran junto a él en la construcción de Santa María. 

Ahora, tras una década, Falcones regresa a esa Barcelona de finales del XIV, principios del XV, para acercarnos a la vida de Hugo Llor, hijo de un marinero fallecido que vive con su madre y hermana en el momento del arranque de la historia. La intermedicación de Arnau Estanyol mantiene a Hugo en las atarazanas, absorbiendo conocimientos y alimentando el sueño de convertirse en constructor de barcos.

La venganza es la actriz principal de esta historia. La veremos aparecer por primera vez encarnada en la familia Puig, descargándola sobre Arnau Estanyol, desencadenando los acontecimientos posteriores.

Conocemos a Hugo contando éste con doce años. Los sucesos que va presenciando y de los que será protagonista a lo largo de su vida, son los que dan forma a esta novela. 

Cómo termina Hugo aprendiendo los secretos de la elaboración del vino y el aguardiente de la mano de un judío, habiendo crecido junto al mar y con el sueño de construir naves, es una historia que no corresponde contarla aquí. Serán los lectores los que se sorprendan, se emocionen o se indignen con los tumbos que da la vida de un joven (un niño), que deberá despertar rápido y luchar duro por su supervivencia en una Barcelona hostil e injusta con las clases bajas y agresiva con las minorías.

"El chico insistió, como siempre tenía que hacer cuando le proponía algo. Fueron. Se sentaron en la orilla y él la animó a mecerse con el rumor de las olas.
-Una inmensidad que no piensa -criticó ella-. solo se mueve una, otra y otra vez. Y otra más. Año tras año, siglo tras siglo. Sí, majestuoso, pero siempre muere aquí, a los pies de quienes vienen a contemplarlo. Mañana será lo mismo. Y el día en que arrasa, mata y siembra la destrucción no sabe por qué lo hace. Si de sonidos se trata, prefiero la risa de un niño o el estertor de un anciano."
Ildefonso Falcones, Los herederos de la tierra


Falcones vuelve a tomar como protagonista a un niño. Esto le permite construir el personaje desde cero. Nos hace partícipes de su crecimiento, aprendizaje y somos capaces de apreciar su evolución. Construye la personalidad de Hugo a través de sus experiencias y al haber sido espectadores de éstas, comprendemos cada uno de sus pasos y sus decisiones. Sus preocupaciones llegan a ser las nuestras y el drama del joven caído en desgracia una y otra vez, llega a conmovernos. 

Son muchas las mujeres con un papel protagonista en esta historia. La rigurosidad histórica lleva a este escritor a someterlas a la época, forjando personalidades sumisas y poco idealistas. No obstante, sí que podemos encontrar a más de una que se rebela a su condición y presenta una lucha voraz contra la injusticia y la adversidad. Dos esclavas con un alto sentido de la justicia y un valor más que notable y una madre dispuesta a todo por su hijo, sostendrán la historia y constituirán el contrapunto en una sociedad dirigida por hombres, para hombres. 

Las artes y los oficios tienen un papel fundamental. El propio Hugo pasará por varios procesos de aprendizaje a lo largo de su vida, que nos acercarán de primera mano a las formas de vida de la clase obrera barcelonesa de la época. Si bien en un comienzo, aprenderemos el oficio de la construcción de barcos y el mundo que lo rodea, más tarde, la trayectoria de Hugo nos llevará a las vides, la elaboración de caldos y el destilar aguardiente.

Los esclavos, de los más diversos orígenes, así como sus condiciones de vida (o de no vida), tendrán un papel relevante en la historia de Hugo, corriendo en paralelo a la importancia que tenían en la época. La compra y venta de seres humanos, la privación de libertad, la lucha por la misma, la desigualdad, la carencia de derechos, el submundo que conforman y las redes de colaboración entre ellos, encontrarán su protagonismo en una trama que gira a su alrededor y se apoya en ellos en momentos cruciales.

Las luchas de poder entre las clases nobles y las diversas tramas en torno a las sucesivas ocupaciones del trono, será el abanico donde desplegará toda su labor documental Ildefonso Falcones. Con unos datos metódicos y precisos, extenderá ante el lector toda una batería de documentación histórica que hará las delicias de los adeptos a la novela de este género. 


Una novela extensa, en la que el lector avanzará poco a poco por la historia de Hugo Llor, pero también por la Historia de una Barcelona constantemente en agitación. Una agitación palpable muchas veces, otras soterrada en el ir y venir de las gentes y los más recónditos rincones de una ciudad, que bulle en constante rebelión silenciosa.

Los detalles de una vida repleta de tribulaciones y un personaje perseguido por la adversidad cuya vida está marcada por la desgracia y el deseo de venganza. Las amistades que se enturbian con el tiempo y las ambiciones... Todo un retrato social elaborado con esmero por la pluma de un Falcones que, sin duda, ha dado respuesta a todos aquellos que clamaban por una continuación de La catedral del mar y que habrán visto recompensada la década de espera.


Ildefonso Falcones es abogado y escritor. La catedral del mar (Grijalbo, 2006) se convirtió en un fenómeno tanto para la crítica como para los lectores, que se publicó en más de cuarenta países. La mano de Fátima (Grijalbo, 2009) y La reina descalza (Grijalbo 2013) le merecieron numerosos galardones también y le consolidaron como autor de referencia en el género.

Gracias a Edición Anticipada y Grijalbo (Penguin Random House) por el ejemplar.





domingo, 16 de octubre de 2016

LO QUE APRENDÍ DE MI PINGÜINO (Tom Michell)


Cuando Tom rescata a un pingüino en medio de un paisaje desolador consecuencia de un vertido de petróleo en Uruguay, no se imagina que se está embarcando en una aventura sin retorno que cambiará su vida para siempre.

"Fueron situaciones como esta las que acabaron provocando un cambio imprescindible. Tuve la seguridad de que lo que veía en la playa era la consecuencia inevitable de un horrible choque de culturas. Cuando la necesidad instintiva de las aves marinas de emprender su migración anual topaba con una gran mancha de petróleo vertido al mar por un descuido humano, y por la codicia, solo había un desenlace posible: la aniquilación total de los pingüinos. Incluso si lo hubiera causado un accidente, también habría sido una atrocidad indescriptible."
Tom Michell, Lo que aprendí de mi pingüino

Tom debe regresar a Argentina y su primera encrucijada estará protagonizada por la decisión de llevar consigo a este compañero de viaje tan peculiar que no parece estar dispuesto a regresar al mar tras su percance. 

La llegada a Argentina y el acomodar al pingüino a la vida del internado inglés en el que es profesor Tom, traerá consigo el descubrimiento de la insólita capacidad para escuchar del animal, que se convertirá en el confidente de todos y cada uno de los que se animan a acercarse a él para contarle sus historias. 

La convivencia con Juan Salvador se convierte en el punto fuerte de la vida del internado, en el que además tomará el papel de mascota del equipo deportivo del centro, entrenador de natación y anfitrión de varias fiestas.


De que Tom Michell consigue atraparnos con esta historia real vivida por él mismo y narrada en primera persona, nos damos cuenta desde el principio. 

Un personaje fascinante y exótico como Juan Salvador, al que se le atribuye una personalidad llamativa y muy patente en cada una de sus acciones, conforma el núcleo de la novela, que además cuenta con un narrador ameno y distendido que hace que las páginas vuelen en nuestras manos

"Sin embargo, cuando el pingüino, que solo se diferenciaba en un aspecto de sus miles de congéneres embadurnados de alquitrán (el de estar vivo), se puso dificultosamente en pie para enfrentarse con un nuevo adversario, se borró de mi mente cualquier idea de violencia. Agitando hacia mí sus alas pegajosas y picoteando el aire, se mostraba dispuesto a defender una vez más su vida."
Tom Michell, Lo que aprendí de mi pingüino

El siempre punto a favor que conlleva el que se trate de una historia real, que despierta nuestra curiosidad y nos mantiene atentos y expectantes por cómo se resolverá la situación, es otro aspecto a destacar de esta novela. 

Además, Michell nos ofrece un viaje a través de la historia de la Argentina de los años setenta. Un retrato político y social de una época convulsa y plagada de dificultades desde el punto de vista de un extranjero que se encuentra allí por trabajo, pero que no es ajeno a los conflictos, las necesidades y el imperioso afán de supervivencia de una población agarrotada por la inflación.


Si os atrevéis a adentraros en esta historia, no os decepcionaréis. La narración cuenta con un ritmo ágil y entretenido, plagada de guiños en tono de humor cuando Tom pone voz a los posibles pensamientos del pingüino. Se trata de una novela entrañable que provocará vuestra simpatía de inmediato, quizá por la combinación de emociones que experimentamos junto a Michell a lo largo de su relato.

Unas minimalistas, pero más que suficientes, ilustraciones de Juan Salvador nos acompañan en cada capítulo, casi como queriendo convencernos (aún más si cabe) de lo poco que se necesita para transmitir tanto.

Tom Michell es natural de Inglaterra y reside en Cornualles desde los años ochenta. Se dedica a colaborar en la empresa familiar, a la pintura, la agricultura y canta en un coro. Descubrió su pasión por la naturaleza y las formas de vida sostenibles siendo muy joven. La historia y las experiencias con Juan Salvador solo habían sido una anécdota que contar en familia hasta que decidió publicarlas y darlas a conocer con esta novela. Lo que aprendí de mi pingüino se posicionó en la lista de los más vendidos de The Sunday Times cuatro décadas después de que los hechos sucedieran. 

PLAZA & JANÉS nos presenta la edición en español, con una muy cuidada estética marcada por la sencillez. Podéis acceder al avance de la novela aquí