sábado, 22 de marzo de 2014

LA CUARTA SEÑAL (JOSE CARLOS SOMOZA)




He de reconocer que esta elección fue bastante sencilla. Somoza siempre hace diana. Nunca me defrauda y por eso esperaba con ganas la publicación de su última novela. 

Esta vez, no ha sido una excepción y como ya es habitual, sorprende y atrapa hasta el final. Porque las historias de Somoza no terminan hasta que lees la última línea. 

En La cuarta señal, nos sumerge en una sociedad que vive a través de un mundo virtual casi al completo. ÓRGANO se ha consolidado como algo más que una extensión de la vida real. Es donde lo real y lo virtual se solapan hasta que se difuminan.

La posibilidad de crear tu "otro yo", esa persona que te gustaría ser y que no eres, otorgarle una personalidad, un aspecto, una profesión, una vida tan alejada de lo que aparentas y a la vez tan cerca de lo que eres en realidad, le otorga un atractivo muy difícil de resistir. 

María permanecía ajena a este nuevo mundo hasta que las circunstancias la obligan a renacer en ÓRGANO. Una acción en apariencia sencilla que la llevará a protagonizar y presenciar en primera línea los "Cuatro días más importantes de todos". Unas horas en las que se decidirá el destino de la humanidad. Pero claro, no descubriremos el alcance de este acontecimiento hasta el final. 

Y es en ÓRGANO donde conocerá a Finkus. Del que no voy a desvelar aquí su verdadera identidad, porque debéis descubrirla página a página. Un personaje que plasma a la perfección esa diferencia tan notable entre qué somos y qué parecemos. 

En esta historia, lo real, lo virtual, lo que ha sucedido, lo que sucederá, el destino escrito y el que escribimos, son líneas que se van acercando hasta convertirse en un único camino en el que mirando hacia delante no vemos sólo el futuro. 

Jose Carlos Somoza (13 de noviembre de 1959, La Habana, Cuba) ha residido en España toda su vida. Titulado en psiquiatría en 1994, publicó su primera novela (Planos) ese mismo año. El éxito rotundo de La Caverna de las Ideas, su quinta novela larga le ha merecido convertirse uno de los mas reconocidos escritores del panorama español. 

Sus novelas presentan un estilo muy particular con una capacidad para crear imágenes en la mente del lector que no he conocido en ningún otro escritor. Otro de sus principales atractivos es cómo mantiene la tensión hasta la última línea. Imposible de adivinar ninguno de sus finales, define, cierra y determina de una forma magistral cada una de sus historias, dejando al lector absolutamente fascinado con el libro abierto por la última página mientras digiere lo que acaba de descubrir. 

Imposible de recomendar sólo una de sus novelas, os invito a explorar su obra al completo. Ninguna elección os dejará insatisfechos. Somoza explora hasta el más oscuro rincón de la mente humana con una facilidad inigualable y nos transporta a cada una de las historias de un modo que nos hace creer que estamos en medio de la acción. Crea la ilusión de que puedes tocar a cada uno de sus personajes con sólo alargar la mano. 

Dafne desvanecida y su prometedor "Me he enamorado de una mujer desconocida" como punto de arranque. El universo del arte desde la oscura perspectiva  de Clara y la penumbra. El poder de la poesía en La dama numero trece. La estructura de matrioska de Tretammeron. El juego de planos con final de escándalo en La caverna de las ideas...

La poesía, el arte, la historia, la ciencia, la matemática y ahora... la música como base de lo virtual. ¿En qué mundo nos sumergirá en su próxima novela? Por mi parte, ya estoy esperando. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada